NO a las toallitas desmaquillantes

Al ser un sistema cómodo y rápido de desmaquillado, muchas mujeres utilizan las toallitas desmaquillantes a diario. Aunque te saquen del apuro… Solo hay que recurrir a ellas muy de vez en cuando porque no son buenas para la piel.

 


Según la opinión del dermatólogo Julián Conejo-Mir, recogida por la revista Mujer Hoy, la cuestión estriba en que "se trata de un tipo de producto de higiene, nunca de tratamiento; además la limpieza que pueden realizar es muy superficial. Nunca es capaz de arrastrar el maquillaje y la suciedad depositada en los poros". El doctor explica que en algunos casos, para prolongar sus servicios, generalmente se les añaden conservantes que podrían alterar el estado de la piel, causando alergias, sobre todo en las pieles sensibles y reactivas.

 


Un gesto básico imprescindible en el cuidado de la piel es el desmaquillarse cuidadosamente a diario, de modo que, para el buen estado de la piel, las toallitas no son la mejor solución.

Lo mejor es hacerlo con limpiadores tradicionales, y elegir fórmulas oleosas en leche o en aceite para arrastrar mejor los restos de cosméticos y maquillaje, y fórmulas jabonosas para retirar el sebo, la suciedad y el polvo. Como también añadir, al menos una vez a la semana, el gesto de exfoliar, y, siempre, para hacerse limpiezas profundas, recurrir a peelings profesionales en centros de belleza. 

¿Cómo entendemos la higiene facial en Ella Baché?

Para preservar su función de protección, la piel debe someterse a una higiene diaria que respete su fisiología. Ella Baché te propone una limpieza adecuada a tu tipo de piel, para lo que divide su línea de higiene en dos universos: el norte, orientado a calmar y refrescar las pieles grasas y el sur; una higiene más suave indicada para pieles delicadas.



Compartir



Escribir comentario

Comentarios: 0