La firma de belleza profesional de referencia en el mundo de la estética.

Ella Baché París es una firma de productos y tratamientos de cosmética profesional que lucha día a día por conseguir los secretos de una belleza natural y radiante.

 

La experiencia, calidad y efectividad construyen la reputación de la empresa francesa, que está presente en los lugares de climas más extremos. Los profesionales de la compañía han logrado combatir las condiciones más duras que atacan a la piel para que esta luzca admirable.

 

 

Todas las preocupaciones, independientemente del tipo de piel (pieles sensibles, secas, grasas, etc.), quedan resueltas gracias a cremas antiarrugas, cremas reductoras, sueros antiedad, tratamientos de hidratación…

 

En definitiva, busques lo que busques, encontrarás tu sitio en Ella Baché.


El nacimiento de una farmacéutica de la belleza

Ella Baché nació en 1900 en el siglo XX.
Fue la primera mujer que se diplomó en farmacia por la universidad de Budapest, tenía 26 años, era una amante de la creatividad y se apasionó por los tratamientos de belleza en la piel.
Adelantándose a su tiempo, esta joven farmacéutica creó “Recetas de Belleza” inéditas  que pronto cambiarían y mejorarían radicalmente la vida de las mujeres.

En la década de 1920, todavía no existían tratamientos cosméticos, los productos para la piel se fabricaban y vendían en las farmacias junto con los medicamentos. Ella Baché tenía la ambición de mejorar la ciencia de los tratamientos con productos eficaces, fáciles de usar y enseñó a las mujeres a mantener la belleza de su piel.


La saga Ella Baché : BUDAPEST-PARIS-NEW YORK

Ella Baché, su primera revolución al servicio de las mujeres

París, después de su creación: esta era la época donde las grandes firmas de moda presentaban sus modelos al mundo entero. Ella Baché se convirtió en su asesora química, las modelos necesitaban maquillaje. Ella Baché se distinguió por la creación de los primeros maquillajes de tratamiento: incorporó al maquillaje una base hidratante que no secaba la piel. 

 

Por primera vez, la ciencia se puso al servicio de la belleza. Sus colecciones fueron todo un éxito: nuevas texturas, colores estrellas de la temporada ... 

 

Se dio una nueva dirección, totalmente innovadora. El talento Ella Baché la hizo muy popular, nació un nombre y una reputación.


Compartir