Tratamiento facial hidratante

Hydra Repulp'

El agua es una necesidad vital para el cuerpo, y para que nuestra piel esté saludable, en caso de deshidratación el agua contenida en la piel migra hacia las partes internas vitales del organismo. Así, la primera en sufrir la carencia de agua es la piel.

Los signos clínicos de deshidratación aparecerán: superficie epidérmica arrugada, líneas de deshidratación, falta de elasticidad, pérdidas de las propiedades mecánicas. La piel cambia de apariencia, volviéndose mate y apagada. Las irregularidades de la superficie no le permiten estar más luminosa, el rostro parece envejecido. 

Las sensaciones que se sienten son: falta de confort, fragilidad y tirantez. Al tacto con el dorso de la mano, parece rugosa, áspera. 

Además, con el paso del tiempo (a la edad 25-30 años), disminuye en la piel el contenido natural de ácido hialurónico, macromoléculas encargadas de contener el agua y que dan a la piel volumen, un aspecto joven.

A partir de los veinticinco años la piel está menos tersa y tonificada. Se deshidrata y se fatiga con más frecuencia, por lo que necesita un extra respecto a los cuidados meramente hidratantes que se suelen necesitar antes de esa edad. El objetivo, por lo tanto, será la hidratación y  revitalización de la piel, para obtener un aspecto más joven y luminoso. 

LA SOLUCIÓN DE ELLA BACHÉ:

 

Para ello nace el tratamiento de Belleza Hydra Repulp’ hidratante, que aporta un aspecto joven y suave a la piel a la vez que restablece su contenido natural de ácido hialurónico. Se trata de una hidratación cosmética a medida, ya que incluye una gama de productos con diversas texturas para adaptarse a los diferentes tipos de piel. 

EL TRATAMIENTO:

 El tratamiento Hydra Repulp es un tratamiento de revitalización plena a partir de los 25 años. Pretende devolver la vitalidad a las pieles más deshidratadas gracias a la esencia hialurónica. La piel se vuelve rehidratada, tersa y radiante, llena de juventud. En pieles que sufran de deshidratación crónica o eventual se debe realizar una sesión a la semana durante seis a diez semanas (dependiendo del grado de deshidratación). Después, una vez al mes para mantener los resultados.

 

Este tratamiento es ideal realizarlo:

Después del verano para recuperar la piel después de los excesos solares.

En invierno antes de la primavera para proveer a la piel del agua necesaria para afrontar el cambio de estación. 

Cuando nos encontremos con una piel desequilibrada a nivel hidro-lipídico por exceso de grasa o carencia. Lo combinaremos con el tratamiento para pieles secas o para pieles grasas según sea el caso.

 

CONSEJOS EXPERTOS DE HIDRATACIÓN

Bebe de uno a dos litros de agua diariamente. Hazlo regularmente y en pequeñas cantidades. Complétalo con productos ricos en agua, como frutas y verduras. El agua proporciona sales minerales y un vaso a temperatura ambiente para empezar el día elimina las toxinas acumuladas durante la noche.

 

Los omega 3 propios del aceite, los pescados grasos, las nueces, los aguacates y las aceitunas mejoran la flexibilidad de la piel, pues actúan sobre el ácido hialurónico y permiten la retención del agua en las células.


Compartir